jueves, 5 de enero de 2012

Carga de profundidad

Aunque el diccionario de la Real Academia Española solo incluye el sentido literal de este término (explosivo usado contra los submarinos, consistente en un artefacto que se lanza al agua y explosiona tras sumergirse, es decir, a profundidad), la verdad es que su uso más habitual es el uso figurado, en el que significa un ataque profundo, a menudo no explícito.

Ejemplos:
Durante la vista, Jove negó que tuviese un plan para inflar los precios y recordó que Martín "compró acciones, no activos". Su testimonio llevaba además una carga de profundidad. "Después de la venta me llama Fernando Martín un día y me dice que necesita 200 millones, que si no [se los daba] me ponía una demanda". Ante lo que él mismo calificó como una "amenaza", cedió.

Por otra parte, la decisión del consejo de Vital de aprobar el reparto y nombrar consejero de Kutxabank a su presidente, Carlos Zapatero -vinculado al PSE y que sustituyó al frente de la caja alavesa al socialista Gregorio Rojo-, significa toda una carga de profundidad contra la posición que está manteniendo en este asunto la formación liderada por Patxi López, así como una defensa a ultranza del proyecto del banco frente al discurso socialista

En el primer ejemplo, el testimonio del sujeto supone una fuerte acusación contra otra persona y entendemos que no se trataba de un testigo acusatorio, con lo que no se esperaba este tipo de declaración, de ahí que se le califique de carga de profundidad. En el segundo, también vemos como una decisión implica un ataque en otro sentido, por lo que el sentido es claramente el antes explicado.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...