domingo, 27 de mayo de 2012

No hay zorra con dos rabos

Fox, de jans canon (cc vía flickr)
Este refrán nos explica que hay cosas que son imposibles de encontrar, con lo que implica que las entelequias deben ser desechadas y las personas debemos centrarnos en aquello que es natural, física y moralmente.

Se aplica a cualquier cosa que no tiene doblez y que es tal como deberíamos esperar que fuera.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...