lunes, 14 de mayo de 2012

La purga de Benito

Se le da el nombre de purga de Benito a cualquier remedio del que se esperan resultados inmediatos y definitivos, es decir, casi milagrosos. Esta purga haría mención a uno de tantos brebajes de charlatán que, pese a prometer curas milagrosas no sirve sino para amargar la boca y ensuciar el estómago y solo les dan resultados a los crédulos.

Se completa a veces y se dice La purga de Benito, que desde la botica está obrando, para resaltar que  el posible efecto se produce por la credulidad del paciente, no por su efectividad. Se cuenta a veces con la historia de un tal Benito al que se le recetó una purga tan buena, que ya en la farmacia él iba notando su efecto.

Ejemplos de uso:
Arturo Fernández, ha subrayado que, a pesar de los malos datos, sigue defendiendo la reforma laboral, aunque ha destacado que no es "ni la purga de Benito ni la Virgen de Lourdes".
Eso hicieron el sábado pasado unos cuantos de los grandes empresarios convencidos de que la convocatoria anticipada de elecciones generales no es la purga de Benito contra los males de la economía.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...