martes, 22 de mayo de 2012

De un hombrecillo iracundo, se ríe todo el mundo


La ira es un sentimiento poco recomendable y todos debemos huir de ella, puesto que nuestras decisiones en este estado, nuestros actos y nuestras palabras, son poco adecuados. Pero, si pensamos en cómo nos ven los demás durante un ataque de ira (o en como nosotros vemos al airado), no nos cuesta visualizar una estampa nada edificante y del todo punto contraproducente en la mayoría de los casos.

Este refrán, sin entrar en lo desaconsejable de la ira en todos los casos, nos presenta la imagen del "hombrecillo", que podemos entender no solo como alguien de poca estatura sino simplemente como quien no puede cumplir sus amenazas físicamente o de otra manera. A todos nos remite a personas con complejo de inferioridad que intentan suplir sus incapacidades o ineptitudes con ataques de furia no contenida y que causan más risa que miedo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...