martes, 1 de mayo de 2012

De Dios abajo, cada cual vive de su trabajo

Dice este refrán que es condición humana el ganarse el pan cada uno con su esfuerzo y se usa para señalar que las personas tienen lo que se merecen y lo que se ganan. Se utiliza para reclamar el merecimiento de lo que uno tiene y no admitir reproches, así como para indicar que no se admiten gorrones y que el interpelado debe ganarse también su pan esforzándose.

Hoy, primero de mayo, es el día de los trabajadores y sirve para recordar los sacrificios que estos hemos tenido que hacer para conseguir algunos derechos y a los que no debemos renunciar. El trabajo es un derecho y en los tiempos que corren, en los que los parados en España rondan el 25% de la población activa parece que nuestros representantes lo hayan olvidado; pero además hemos de recordar que este trabajo ha de ser digno y ejercerse de forma noble, apropiada, honrada y honrosa.

Variantes:
  • De Dios para abajo, cada cual vive de su trabajo.
  • De tejas para abajo, todo el mundo vive de su trabajo. Versión laica del mismo refrán.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...