miércoles, 21 de diciembre de 2011

Una y no más, santo Tomás

Refrán que indica que no se volverá a hacer algo; se trata de una frase que se suele decir con enfado o disgusto por haber hecho algo y manifiesta a las claras que consideramos que fue un error hacerlo o, que por las consecuencias que ha tenido, tenemos claro que es algo que no vamos a repetir.

Menos usualmente se dice Santo Tomás, una y no más, variando el orden de los elementos. En cualquier caso el nombre del santo solo tiene función estética, vinculada a la rima, sin que se relacione con el santo que se celebra el 21 de diciembre.

Ejemplos de uso:
A mí me engañaron un año con la Semana Santa de Écija. Muy guapa y todo lo que quieras; pero una y no más, Santo Tomás.
-Su nombre es sinónimo de cine comercial, popular. ¿Le hubiera gustado hacer otro cine?
-Lo hice. Con «La hora incógnita» gané premios y por una vez tuve buenas críticas, pero perdí dinero, fue una ruina.
Una y no más, santo Tomás, debió decirse Mariano. Cuenta que no tiene envidia de Ford, Huston, Woody Allen o Spielberg, ni tan siquiera de su admirado Billy Wilder: «Sería como tener envidia de Picasso; están tan lejos de mí...Sólo los admiro».



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...