jueves, 29 de diciembre de 2011

Casa sin mujer y barco sin timón, lo mismo son

Este refrán nos reproduce el sentimiento de que es la mujer la que guía de forma adecuada y en la dirección correcta a las familias y que su falta, por el motivo que sea, temporal o definitiva, conduce al desgobierno y a la deriva de estas, igual que un barco sería difícil de gobernar e imposible de llevar a buen puerto si le faltara su timón.

Muchos refranes hay con una carga importante de sexismo y que reflejan una sociedad dominada por los hombres. En este caso hay una división sexista de tareas, pero no es negativa, en tanto en cuanto da a la mujer un papel fundamental dentro de la organización familiar.

Variantes muy similares encontramos en Casa sin mujer y barca sin timón, lo mismo son y Casa sin mujer y barco sin timón, igual cosa son y también con la navegación pero usando al capitán en vez del timón Una casa sin mujer es como un barco sin capitán. Mucho más clara pretenden ser las formas Casa sin mujer no es lo que debe ser, Casa sin mujer, de casa no tiene el ser y Casa sin mujer, de casa no tiene nada. Otra imagen diferente a la de la navegación la encontramos en Casa sin mujer, cuerpo sin alma viene a ser.

Ejemplo de uso:
Salva cree que su vida cambió cuando se separó, hace diez años, después de 25 de matrimonio y dos hijos, de 33 y 28 años. «Una casa sin mujer es como un barco sin capitán», compara. Sus problemas se agravaron con el alcohol y las depresiones.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...