viernes, 24 de agosto de 2012

Si me engaño, mi daño

Con este dicho se despachan consejos indeseados para advertir que uno acepta las consecuencias de sus actos y, si estos trajeran algún perjuicio, este se acepta con todas las consecuencias.

Ejemplo: Voy a invertir en este negocio y, si me engaño, mi daño.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...