domingo, 23 de febrero de 2014

No llora el ahorcado y llora el teatino

No llora el ahorcado y llora el teatino es un dicho que se usa cuando el afectado por un asunto se preocupa menos por él de lo que lo hacen otros. A veces ocurre que personas que son espectadores de una acción o a las que apenas atañe, se preocupan por ello, mientras que a quien debiera realmente importarle se muestra menos dispuesto en su remedio; en estas ocasiones podemos decir este refrán.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...