martes, 24 de mayo de 2011

Quien debe y paga no debe nada

Las deudas deben desaparecer una vez se saldan y no dejar tras de sí un rastro imborrable en forma, por ejemplo, de reproches. Por esto, cuando alguien recuerde un favor que se devolvió, un préstamo que se pagó, una fechoría que ya se castigó, podemos responderle de esta guisa para recordar que el favor, la deuda, el mal ya fueron pagados.

Otra forma variante, menos interesante es Quien debe y paga descansa.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...