jueves, 4 de junio de 2009

De la familia y del sol, cuanto más lejos, mejor

Hasta de lo bueno conviene a veces resguardarse o, por lo menos, no frecuentarlo en demasía. Sin el sol no se puede vivir, pero no es bueno, por más que esté de moda, ponerse bajo él sin precauciones. Lo mismo pasa con la familia, que hay que tomarla con moderación, y no frecuentarla, aunque los poco afectos a ella lo tomarán al pie de la letra y no la frecuentarán nada.

Variantes:
  • De los parientes y el sol, cuanto más lejos, mejor.
  • De los parientes y el sol, un poco más lejos, mejor.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...