martes, 4 de marzo de 2014

El que amenaza pierde la ocasión de la venganza

El que amenaza pierde la ocasión de la venganza es un refrán que se usa para sugerir que no se haga alarde de la enemistad que hacia otro se tiene, pues este podría andar más apercibido, obstaculizando el propósito de dañarle.

Creo firmemente que son las pasiones humanas las que mueven el mundo y, entre ellas, no es la venganza una de las menores; por eso la temo y la evito. Este refrán aconseja a los vengativos que actúen de forma sibilina para poder así hacer más daño a quien odian.

Y es que en esto de hacer daño cualquiera se las pinta estupendamente y debemos temer a cualquiera (ya dicen los futboleros que no hay enemigo pequeño) y encontramos otro dicho que nos advierte de que En la venganza, el más débil es siempre el más feroz, porque los débiles o los que se encuentran acorralados se vuelven fieros y terribles. En cualquier caso, si no lo creen como yo, permítanme recordarles al fabulista clásico Esopo:

El águila, la liebre y el escarabajo

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo, suplicándole que le salvara. Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga. Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia.

Desde entonces, buscando vengarse, el escarabajo observaba los lugares donde el águila ponía sus huevos, y haciéndolos rodar, los tiraba a tierra. Viéndose el águila echada del lugar a donde quiera que fuera, recurrió a Zeus pidiéndole un lugar seguro para depositar sus futuros pequeñuelos.

Le ofreció Zeus colocarlos en su regazo, pero el escarabajo, viendo la táctica escapatoria, hizo una bolita de barro, voló y la dejó caer sobre el regazo de Zeus. Se levantó entonces Zeus para sacudirse aquella suciedad, y tiró por tierra los huevos sin darse cuenta. Por eso desde entonces, las águilas no ponen huevos en la época en que salen a volar los escarabajos.

Moraleja: Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...