miércoles, 8 de mayo de 2013

Hijos y pollos, muchos son pocos

Con esta antítesis (muchos son pocos) y esta comparación animalística entre hijos y pollos se valora el tener una gran descendencia, lo cual solo puede ponerse en boca de ciertas personas, cada vez menos normales, en el sentido de habituales. Este dicho se puede ver como una comparación un tanto despectiva, al comparar el tener hijos con tener animales, que cuanto más tienes mejor; sin embargo, la verdad es que es normal en el refranero el poner algo de lo que no hay duda como comparación de otra cosa y en este caso podríamos glosarlo diciendo "nadie duda de que tener muchos pollos es bueno y cuantos más, mejor; pues igual pasa con los hijos, que es bueno tener muchos y cuantos más, mejor".

Si bien antes eran frecuentes las familias con gran número de hijos, en los países desarrollados esta tendencia ha cambiado mucho desde hace años y se prefieren familias con dos o tres hijos como máximo (a menudo solo uno) y tenido a una edad algo más avanzada de los padres para mejorar su bienestar y poderles dar una mejor educación y mayor nivel de vida.

También se dice Hijos y pollos, todos son pocos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...