viernes, 8 de junio de 2012

Cada cual siente sus duelos y pocos los ajenos

Refleja este refrán el hecho de que en la adversidad podemos contar con muy pocas personas y que nuestros problemas solo son asunto nuestro. Es crudamente cierto que las muertes de nuestros seres más cercanos apenas pueden ser entendidas por nadie y nos quedamos solos con nuestro dolor.

Variantes:

  • Cada cual siente sus duelos y poco los ajenos.
  • Cada cual siente sus males y Dios siente los de todos. Versión religiosa, que recuerda a los creyentes que solo Dios puede sentir sus verdaderos sentimientos y cuitas.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...