domingo, 3 de febrero de 2013

Padrino de boda y alcalde de aldea, séalo quien quiera

Se refiere este refrán a actividades poco agradecidas, pues cuando todo vaya bien nadie ha de reconocerles ningún mérito y, si algo se tuerce, no faltará quien les eche toda o parte de la culpa. Son, por tanto, puestos que conllevan obligaciones enojosas y poca o ninguna satisfacción.

Sin embargo, la posición de padrino en una boda, suele ocuparla un familiar cercano y querido o un amigo del novio y es un honor que te pidan esta responsabilidad, por lo que suele chocar la realidad con este refrán.

Sí se da más el caso de que en las poblaciones pequeñas el alcalde lo sea casi por obligación y muchos refranes hay al caso:


  • Alcalde de aldea, yo no lo sea.
  • Alcalde de aldea, el que lo desee, ese lo sea.
  • Alcalde de aldea, el que lo quiere, ese lo sea.
  • Alcalde de aldea, séalo quien quiera.
  • Alcalde de aldea, séase quien quiera.

También se relaciona el refrán que ya vimos: Abad de aldea, mucho canta y poco medra.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...