miércoles, 7 de marzo de 2012

La fortuna a los audaces ayuda

Con esta frase recomendamos asumir riesgos cuando sea necesario, esperando que estos riesgos sean recompensados, como a veces les ocurre a los emprendedores, y no ser timoratos. Este dicho es de origen culto, pues viene del verso de Virgilio Audentes fortuna iuvat: La fortuna ayuda a los audaces.

Ejemplos de uso:
Entre hombre precavido vale por dos y la fortuna de los audaces, Rajoy se queda en el medio, "donde está la virtud".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...